Un pensamiento sobre la privación del sueño (ahora que duermo 😉)

El otro día encontré esta foto y la miré durante mucho tiempo. Los recuerdos resurgieron dominantes.

El otro día encontré esta foto y la miré durante mucho tiempo. Los recuerdos resurgieron dominantes. Esta foto es uno de los muchos testimonios del período de privación del sueño, cuando me arrastraba de día a día, perdida y borrosa.

Pero hoy, mirando hacia atrás, comprendo que el túnel al que me catapultó la falta de sueño sacó a relucir una parte de mí que tenía que liberarse y que pateaba para salir. Una parte que luego necesitaría para afrontar otros retos físicos y mentales, emprender nuevos caminos, adentrarme en mis cuevas oscuras para encontrar el tesoro que buscaba.

Solo entonces, cuando me encontré cara a cara con mis demonios y decidí entrar en una de esas cuevas oscuras, descubrí que yo era el tesoro, era mi evolución personal, era la comprensión de que nuestro propósito en la vida es dar a luz a nosotros mismos, evolucionando como si todo el mundo tuviera que conocernos desde cero.

Y seamos claros: esto los escribo hoy que he salido del túnel, hoy que duermo. Cuando estaba en el tunnel, tenía muy pocos pensamientos de evolución o incluso de supervivencia.

PD. Entonces todavía no sabía exactamente qué tesoro iba buscando: nunca sabes cual es el tesoro cuando entras en una cueva oscura, solo sabes que siempre hay uno. Puedes conectar los puntos solo mirando hacia atrás.

Creo que estos te gustarán

Blog

Educación a largo plazo, Montessori, multilingüismo y vida viajera a tiempo completo con niños.