Descubriendo las fracciones con los meses del año

Una manera sensorial de descubrir las fracciones

Hoy os muestro un juego que hice con Oliver y Emily para encontrar fracciones usando los meses del año.

Si quieres usar este juego, he creado para ti un PDF con fracciones para imprimir y recortar y los meses del año, descárgalo aquí (e imprime el idioma que usas con tus niños). Nosotros hemos usado las perlas doradas de nuestro material de matemáticas Montessori, pero también puedes usar pasta o frijoles crudos.

Nosotros lo hicimos así: recordamos que una vuelta de la tierra alrededor del sol es igual a 1 año y contamos cuantos meses hay en un año.

Luego, tomamos las etiquetas de los meses y las colocamos en una línea, en orden.


Luego colocamos una perla dorada por cada mes, contamos las perlas y las colocamos en el círculo rojo, que sería nuestro entero, estableciendo que 12 meses hacen un año. En este caso el entero se compone de 12 perlas.


Luego les pregunté a los niños cómo podíamos dividir esos 12 meses en dos grupos iguales. Después de un par de intentos, este fue el resultado.


Luego le dimos a cada grupo una mitad (semicírculo rojo) y determinamos que tenemos 6 meses en cada mitad (seguimos usando perlas, pero se puede usar cualquier objeto pequeño). Aquí está nuestra primera fracción: ½.

Luego les pedí a los niños si podían dividir los meses en 3 grupos iguales.

Tres partes de un entero: la fracción es ⅓. Hay 4 meses en cada tercio. Renuncié al orden de los meses para no interrumpir la concentración.

Luego les pedí que dividieran los meses en 4 grupos iguales.

Cuatro partes de un entero: la fracción es ¼. Hay 3 meses (3 perlas) en cada trimestre.
Luego les pedí que dividieran los meses en 6 grupos. Tomó algunos intentos, pero aquí está 1/6. Cuando les doy un problema para resolver como este, generalmente espero en silencio y hablo lo menos posible.

Hay 2 meses en cada sexto y 6 sextos para formar un entero.

Lo mismo para 1/12.

Fue divertido descubrir que para dividirlos en 12 grupos teníamos que hacer una línea, un poco como al principio, aunque la ordenamos de manera diferente.
Finalmente, después de repetir el proceso varias veces y con todos las fracciones visibles en el suelo, cuando estaba segura de que darían las respuestas correctas, practicamos las divisiones. "Emily, ¿Cuánto es 12 dividido por 2?"; "Oliver, ¿Cuánto es 12 dividido por 6?" (obviamente dejando que el trabajo realizado los guíe)...

No hago preguntas si creo que no sabrán la respuesta. Y si se equivocan y ninguno de los dos se da cuenta, no suelo corregirlos, hago una nota mental. Esto ayuda a generar confianza en sí mismos y los atrae, esperando, de trabajar con este material nuevamente. Si aprender es frustrante no se aprende: jugando es como mejor aprende el niño.

Creación de Emily al final del juego con las perlas doradas (podéis encontrarlas en Le sette mm)  😂 .

Creo que estos te gustarán

Blog

Educación a largo plazo, Montessori, multilingüismo y vida viajera a tiempo completo con niños.