Tiempo de calidad para mí

Como quizás habrás notado, llevo tiempo sin publicar. No me he sentido inspirada. Y no soy muy buena en publicar solo por publicar: entiendo que en el mundo acelerado de las redes sociales esto a menudo no funciona bien, pero yo he aprendido a aceptarlo y tratarlo como una fortaleza.

Esta semana estoy lejos de Alex y los niños.

Me tomé una semana para estar sola con dos amigas: yo misma y una amiga que se unirá a mí por unos días.

En estos dos días sola leí dos libros enteros (¡de principio a fin!), comí en silencio, saboreando cada bocado, trabajé, caminé, observé a la gente, pensé.

Extraño a Alex y a los niños, pero me di cuenta de que en todo este tiempo que he estado con ellos 24 horas al día, 7 días a la semana, descuidé el tiempo con una persona muy importante: yo misma.

Me he dado cuenta de que, como amo mi trabajo, últimamente he empezado a tratar el tiempo que dedico al trabajo como tiempo para mí, pero no es tiempo para mí: en mi trabajo, ese tiempo es siempre tiempo para los demás.

Ni siquiera hacer ejercicio es realmente tiempo para mí, porque hay un propósito, un sentido de responsabilidad hacia mi salud mental y física.

Creo que el tiempo para mí debería ser sin proposito, yo debería estar conmigo por el puro placer de disfrutar de mi propia compañía.

Hoy, mientras almorzaba sola, pensé. Y cuanto más pensaba, más me daba cuenta de que me gustaba mucho la conversación con mi propia cabeza. Apreciar y disfrutar de mi compañía es sin duda uno de los descubrimientos más hermosos del viajar a tiempo completo: siempre pensé que no era capaz de estar sola, ahora sé que eso ya no es cierto.

Entonces, aquí te dejo un pensamiento a telaraña: no tiene por qué ser difícil tomarse un tiempo de calidad con y para uno mismo, y no hay necesidad de ir muy lejos o esperar un día especial: a menudo, el tiempo para uno mismo puede ser simplemente soledad, como tomarse un café a solas en la cafetería de abajo en un día como otro. Haría toda la diferencia.

Blog

Educación a largo plazo, Montessori, multilingüismo y vida viajera a tiempo completo con niños.