La Tela
it en es

Piensa a largo plazo (el cuento del burro de Buridan)

nov 30, 2021

¿Conoces la historia del burro de Buridan? El burro estaba a medio camino entre una heno y agua. No podía decidir si beber o comer primero, y finalmente murió de hambre y sed.

Hoy este cuento me hizo pensar en nosotros los padres.

A menudo estamos atrapados entre lo que queremos ser y nuestra percepción de quiénes somos (a menudo defectuosa).

Para ser los padres que queremos ser debemos mirarnos a nosotros mismos y empezar la evolución personal. Para cambiar la percepción defectuosa de nosotros mismos debemos mirar a nuestros hijos y aceptar quiénes son. Ambos procesos requieren acción. Sin embargo, a menudo nos quedamos quietos, sin saber qué dirección tomar primero.

Y no nos damos cuenta de que no hay necesidad de elegir, porque no hay primero.

La evolución no es lineal, no tiene un orden preestablecido, no tiene un camino ideal. Podemos empezar a cambiar la comunicación y el comportamiento con nuestros hijos y pronto nos encontramos frente a un espejo, para perdonarnos. O podemos comenzar un viaje dentro de nosotros mismos y pronto estaremos frente a nuestros hijos, para acogerlos.

Al final pasamos por todos esos caminos, tarde o temprano da igual, porque a la larga llegamos de todos modos. Si te sientes estancado (en cualquier decisión), pensar a largo plazo es la solución.

Si el burro de Buridan hubiera tenido la capacidad de pensar a largo plazo, primero habría bebido el agua y luego se habría comido el heno — o viceversa, porque cualquiera de las dos acciones lo habría mantenido vivo y le habría dado la posibilidad de hacer la otra también.

No seas como el burro de Buridan. Piensa a largo plazo. Usa el futuro. Empieza hoy mismo.


Si queires entender que significa para mí a largo palzo, te invito a echar un vistazo a mi curso online Educar a largo plazo.

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.