Síguenos en Instagram para acompañarnos en nuestros viajes, homeshooling y nuestras opciones de vida y educación. ¡Y no te pierdas mis stories!

Mis hijos no miran televisión. En realidad, eso es mentira. No hemos tenido un televisor en 4 años, decidimos deshacernos de él poco después de que Oliver naciera. Pero desde que Oliver tenía alrededor de 2 años, miramos un capitulo de 10 minutos de Curious George o Mr. Rogers al día, o el documental ocasional de National Geographic. Seleccionamos cuidadosamente lo que ven, tratamos de mantenerlo basado en la realidad y hacemos compromisos (Curious George no es real, pero el mono no habla, actualmente muy parecido a un niño pequeño, y los episodios exploran la vida real de una manera sencilla e inquisitiva). La televisión es mala para el cerebro, pero los extremos son peores y no promueven flexibilidad mental (de los padres). ¿Qué miran tus niños?