Síguenos en Instagram para acompañarnos en nuestros viajes, homeshooling y nuestras opciones de vida y educación. ¡Y no te pierdas mis stories!

“¡Tus hijos son tan pacientes! ¡Ojalá los míos también lo fueran!”.⁣
Mis hijos no son pacientes por naturaleza. Pero han tenido muchas oportunidades para practicar la paciencia.⁣
En esos viajes de 5 horas en autobús que eran demasiado largos, pero los hicimos de todos modos. En la vida cotidiana sin pantallas. En casa, cada vez que Alex y yo tenemos que trabajar y ellos tienen que decidir qué hacer por sí mismos.⁣
Ser dos ayuda mucho.⁣
Pero lo que más ayuda es tener muchas oportunidades para practicar la paciencia. Al principio habrá crisis, pero cuando respondas a esas crisis con comprensión, cada vez desarrollan un poco más de paciencia, y un día… serán pacientes.⁣
Los niños funcionan como nosotros, a menudo lo olvidamos.