Síguenos en Instagram para acompañarnos en nuestros viajes, homeshooling y nuestras opciones de vida y educación. ¡Y no te pierdas mis stories!

Hace poco escuché esta conversación⁣
Emily: “Oliver, ¿puedes atarme los zapatos?”.⁣
Oliver: "¡Sí, soy muy bueno en atar los cordones!"⁣
Nunca le he dicho que es bueno en atar cordones (pero lo he pensado, porque lo ha practicado mucho).⁣
No les decimos "Buen trabajo" o "Bien hecho", no los elogiamos. Sin embargo, Oliver y Emily saben cuándo son muy buenos en algo. ¿Por qué? Porque si son buenos en algo, los niños simplemente lo saben. Lo ven. No necesitan que los adultos se los digan. La vida se lo dice.⁣
Dejemos de decirles a los niños que son buenos. Dejemos que ellos decidan solos en qué creen que son buenos. Así es como desarrollamos la auto confianza.