Síguenos en Instagram para acompañarnos en nuestros viajes, homeshooling y nuestras opciones de vida y educación. ¡Y no te pierdas mis stories!

Muchos NOs y amenazas que decimos a los niños son el producto de la forma en que nos criaron y, a menudo, los decimos porque creemos que nuestros hijos deben poder cumplir con las reglas de comportamiento decididas por una sociedad que premia la inmovilidad: cuanto más quieto y silencioso esté un niño, mejor es su comportamiento. Cuanto más se mueve y no puede controlar sus instintos (es decir, cuanto más es un niño normal), más los padres están a merced de los juicios de los demás. Esta mentalidad es un gran fracaso de nuestra sociedad. Yo decido no aceptarla.⁣
🌸 En el blog hoy te hablo de un lugar en el que noto que los padres utilizan muchos NO: el restaurante. 👉🏻 late.la/es/restaurante