Síguenos en Instagram para acompañarnos en nuestros viajes, homeshooling y nuestras opciones de vida y educación. ¡Y no te pierdas mis stories!

Viajar a tiempo completo ha confirmado algo sobre mí. Me resulta mucho más difícil hacer amigos. Hacer amigos de adulto no es como cuando estabas en la escuela, cuando todas las peculiaridades extrañas se conviertían en la norma y lo aceptabas todo. Cuando nos convertimos en adultos, no estamos tan interesados en aceptar las peculiaridades y acoger a alguien tan diferente de nosotros. Estamos en un momento de nuestra vida en el que tenemos tanto para pensar que necesitamos conexión, similitud, afinidad—y lo necesitamos ya. Todo o nada. Amistad a primera vista. Prefiero estar sola que invertir en una relación que no sea mutuamente enriquecedora. Lo notas tú también?